Vibrante y espectacular como ya es costumbre, así inició la entrega a los premios Oscars a lo mejor del séptimo arte. Janelle Monae interpretó “Kicks off the Oscars” acompañada de decenas de bailarines con diferentes vestuarios referentes a los películas nominadas en la noche más esperada del mundo cinematográfico.

 

Chris Martin y Chris Rock, abrieron la noche al contar aquella noche, cuando en aquella ocasión los presentadores, Warren Beatty y Faye Dunaway se equivocaron con el nombre del largometraje entre “Moonlight” y “La La Land“, para dar

 

Por primera vez, es reconocido el gran actor Brad Pitt, y después de varias nominaciones como actor, productor, es Once Upon a Time in Hollywood, de la mano de la dirección del siempre talentoso y controvertido Quentin Tarantino. Y aquí, The Irishman perdió dos nominación, pues ni la longeva trayectoria de los actores Al Pacino y Joe Pesci pudieron con Brad Pitt.

 

El Oscar al mejor largometraje animado, no es una sorpresa, es claro que las animaciones independientes no son el fuerte en los premios de la Academia, por ello Toy Story 4 reafirma la dinastía hegemónica de Disney. Sin embargo, el cortometraje animado, de más o menos seis minutos de duración fue para “Hair Love”, la simpática historia de un padre y las peripecias que sufre para poder mantener el afro de su pequeña hija.

 

Fue Keaunu Reaves y Diana Keaton quiene presentaron al ganador al Mejor Guión Original, y vaya sorpresa, pues la estatuilla se la llevo un film Parasite del coreano Bong Joon Ho, bastante alabado por la crítica

 

En la categoría de Mejor Adaptación Cinematográfica, fue sorpresivamente para Taika Waititi por Jo Jo Rabbit, la historia de un niño que crece en la época de la Segunda Guerra Mundial y sueña con ser el mejor soldado del Ejército de Hitler.

 

Para   Mejor Cortometraje, The Neighbor’s Window, un corto que cuenta la historia de una pareja que se obsesiona con la vida de unos vecinos a quiene pueden ver a través de la ventana, y de como se puede amar a otros sin verdaderamente conocerlos.

 

El segundo premio de la noche para Once Upon a Time in Hollywood fue en la categoría de Mejor Diseño de Producción. Merecido, pues la pantalla verde no existió, todos los escenarios fueron recreados e incluso, se elaboraron dos maquetas para lograr todos los sets que Tarantino tenía en mente. Sin perder el estilo conservador e incluso tradicionalista, el premio a en la categoría de Mejor Diseño de Vestuario fue para Little Woman fue la ganadora al vencer a largometrajes como Joker, The Irishman o JoJo Rabbit.

Una de los mejores premios de la noche, el de Mejor Película Documental se vio opacado, se lo llevó American Factory, que sin demeritar, es el tema menos impactante; sin embargo, la vida de una niña en la guerra en Siria, la historia de la democracia brasileña o la importancia y relevancia de las abejas para la humanidad no fueron lo suficiente impactantes para la gente de la Academia. El Mejor Cortometraje Documental fue para Learning to skateboard in a war zone.

 

Sin duda la actuación de las mujeres cada año cobra más fuerza, este año el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto fue para Laura Dern por Marriage Story, sin duda merecido premio en reconocimiento a esta actriz tan versátil, quien ya había arrasado con la categoría durante toda la temporada de premios.

 

La Edición de Sonido, es una pieza fundamental de las películas, largometrajes o cortometrajes. Este año la estatuilla dorada en esta categoría se la llevó Ford vs Ferrari, y no era para menos, poner en orden cada uno de los sonidos de los automóviles, los motores y cada uno de los detalles que hacen vibrante este film. Como categoría subsecuente está el premio a la Mejor Mezcla de Sonido, que fue para 1917.

 

La estatuilla dorada para la Mejor Cinefotografía fue para 1917, una vez más los estadounidenses demostraron que no pueden dejar el tema de la Segunda Guerra Mundial, lo que demuestra que aún le falta mucho por evolucionar a la Academia, a quienes no les importo echar por la borda verdaderas obras maestras como Joker o The Irishman.

 

La Mejor Edición fue para Ford vs Ferrari, con lo cual se llevó la segunda estatuilla de la noche. Una estatuilla más para 1917, en esta ocasión fue en la categoría de Mejores Efectos Especiales. El Oscar para el Mejor Maquillaje y Peinando, fue para Bombshell, con un gran trabajo impresionante sobre la actriz Charlize Theron.

 

Quizás para muchos no fue una sorpresa que el Oscar a la Mejor Película Extranjera se lo llevara Parasite, de coreano Bong Joon Ho. Premio que coincide con el centésimo aniversario del cine coreano.

 

Aunque Tardío y merecido fue el Oscar para Joker por Mejor Música Original, bajo la dirección de Hildur Guðnadóttir. Lástima que la Academia aún es sesgada y no supo reconocer y valorar la obra maestra que esta película mostró en la Cinematografía. En la misma línea, merecido fue el Oscar que recibió Elton John por la Mejor Canción Original para Rocketman, película que habla sobra la vida de este controvertido cantante inglés.

Para no romper la tradición de las sorpresas que la Academia siempre tiene preparadas, la estatuilla dorada para el Mejor Director fue para el coreano, Boon Joon Ho por Parasite; quien humilde reconoció la gran y exitosa trayectoria de Martin Scorsese pues narró que lo estudió cuando realizaba la carrera de Cine; asimismo, agradeció a Quentin Tarantino por reconocer siempre su trabajo.

 

Reconocido y merecido fue el Oscar para Joaquin Phoenix como Mejor Actor por Joker. El actor aprovechó el momento para hacer un atento llamado a todos los seres humanos por ser equitativos, pero también cambiar la forma en que pensamos respecto a la cadena alimenticia con ese mensaje proveganos. También cito a su hermano River: “Run to the rescue with love and peace will follow” (corre al rescate con el amor y la paz te seguirá).

 

Por primera vez el Oscar a la Mejor Actriz fue para Renée Zellweger por su interpretación, de acuerdo con la crítica especializada, excelsa de Judy Garland en la película Judy, merecido después de haber llevado una carrera con films bastante sosos y aburridos, y después de haber desaparecido por varios años, regresó con pie firme a demostrar que tiene la capacidad de realizar papeles grandes y contundentes.

 

Y para cerrar la noche, Parasite hizo historia al ser la primera vez en la historia de la Academia en llevarse el Oscar a la Mejor Película. Como hemos dicho, la noche más glamourosa de la cinematografía siempre guardará sorpresas inimaginables, como lo hizo con esta decisión. Enhorabuena para Corea que celebra con la cereza sobre el pastel el Centésimo aniversario de su cine.

 

 

.-