“Si hay sol, hay playa y si hay playa…” hay muchas fotos que subir a Instagram, Facebook y Twitter, por eso se deben cuidar los teléfonos de las piscinas y el mar (sino son aprueba de agua), de los daños por el calor en exceso y la batería.

 

Por ello te dejamos unos tips, seguro te serán de mucha utilidad para que tus fans no se pierdan ningún momento de tus vacaciones, a dondequiera que vayas.

 

Protectores para agua

 

Si tu teléfono es como el de la mayoría, seguro necesitarás una funda anti agua. Actualmente existen muchos tipos de carcasas e incluso hay tutoriales para hacer una de forma casera, pero no todas son igual de efectivas o accesibles.

 

Las más comunes son como una bolsa resellable que impide el paso del agua y te permite manejar sin problema tu teléfono y tomar fotografías. Este tipo de fundas las puedes encontrar desde 65 pesos hasta $420 o más en tiendas OnLine.

Ventiladores

 

En muchas ocasiones el calor acaba más rápido con la pila o con el buen funcionamiento del celular, lo hace más lento por ratos o evita la ejecución de tareas pesadas, eso sin mencionar que algunos llegan a quemarte las manos por la temperatura.

 

 

Es por ello que surgió un innovador ventilador para tu dispositivo móvil. Una de las marcas más reconocidas es Yuanbbo, la pila cargada tiene una duración de cuatro horas y gira a una velocidad de cuatro mil rpm (revoluciones por minuto). Tiene un costo aproximado de 185 pesos.

 

Baterías externas

 

Uno de los elementos más indispensables, aun sin estar de vacaciones, son las “power banks” o baterías externas. Éstas son más que necesarias, si la pila de tu teléfono falla o si no hay dónde cargarlo, sin embargo son uno de los accesorios más difíciles de comprar sabiamente.

 

Lo primero antes de comprarla, es la duración de carga, es decir, la capacidad en mAp, por lo regular “la duración real” no corresponde a la especificada, esto se debe a las condiciones tanto del teléfono como ambientales. Para calcular la capacidad real se debe tomar en cuenta tan sólo entre el 60 y 70 por ciento de la cifra especificada.

 

 

Otros factores importantes son la facilidad de transporte, por ejemplo el diseño y tamaño, ¡ojo! que sea de un tamaño grande no garantiza que tenga una mejor carga. El número de puertos USB que tengan las pilas externas podrían ayudarte a ti y a alguien más a cargar sus móviles al mismo tiempo, aunque en ocasiones uno de esos puertos es de carga lenta.