Aumenta a 66 de fallecidos y a 76 el número de heridos por la explosión de la toma clandestina en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo informó esta mañana el presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador.

Informó que la presencia de los elementos castrenses se dio en tiempo y forma, sin embargo pobladores los agredieron, por tal motivo los militares sólo resguardaron la zona.

Miembros del Ejército Mexicano pidieron a la población que no se acercaran a la zona por el riego en el cual ponían sus vidas, pero los pobladores hicieron caso omiso, detalló el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González.

A pesar de la advertencia, los pobladores llegaron con bidones y cubetas a extraer de manera clandestina la gasolina, de acuerdo con la información presentada por Sandoval González estas personas jugaban a aventarse el combustible.