Sororidad en las calles de Roma

por | Ene 3, 2019 | Columnistas, Destacados

Imagen: Twitter @ROMAcuaron

La Ciudad de las Mujeres

Por Layla Sánchez Kuri

 

 

En estos días hemos visto mucha actividad en redes sociales con opiniones, a veces polémicas y encontradas sobre lo que ha despertado la película Roma del director Alfonso Cuarón.

Muchas críticas se han vertido sobre el clasismo  que supuestamente enmarca la trama, y el racismo contra la actriz Yalitza Aparicio, quien encarna a Cleo, la protagonista.

Aquí le daremos un poco la vuelta al tema para hablar de uno de los mensajes más claros que tiene la película y que pasa desapercibido para muchas personas porque a veces hay que ponerse las gafas violeta, la sororidad, ese término que de repente ha entrado en el uso común, aunque no se sepa qué es exactamente, y mucho menos, saben de su práctica.

Más allá de emitir aquí un discurso académico y explicar lo que esto significa para el movimiento feminista, de donde viene la propuesta, hay dos escenas potentes donde se ilustra claramente. Cuando la madre, La señora Sofía, encarnada por Marina de Tavira, le dice a Cleo, “digan lo que te digan, siempre estamos solas”.  Sofía y Cleo se convierten en  espejo del reflejo del abandono que cada una sufre por sus parejas y las dejan con cargas morales y materiales que ellas irán resolviendo a medida que avance el tiempo.

La otra escena es el apoyo de la abuela, doña Teresa,  al llevar a Cleo al hospital, pues está embarazada y se le rompe la fuente después de presenciar la brutal represión a los maestros y estudiantes el 10 de junio de 1971.

Son personajes femeninos que se ubican en el espacio privado, en la vida doméstica, donde por siglos, las mujeres hemos tejido nuestras complicidades. En Roma, ese acompañamiento, la escucha, la comprensión, los problemas que las hermanan en el ser mujeres aunque pertenezcan a diferentes clases sociales y edades, las vinculan. Son mujeres solas resolviendo su vida y la de las personas que dependen de ellas.

¿Cuántas mujeres hemos o han vivido una situación así, donde el apoyo de otras congéneres les ha ayudado a seguir caminando?

Ante la creciente ola de feminicidios , de mujeres y niñas desaparecidas, violadas y sustraidas de sus familias, de sus entornos para reclutarlas en la trata, la sororidad es una herramienta de lucha y resistencia ante un sistema patriarcal amenazante todo el tiempo.

La sororidad es una práctica de las mujeres hacia las mujeres. Es una propuesta que invita a que, antes de juzgar a otra mujer por su apariencia, su vestido o su forma de ser, recuerda que todas somos espejo. Nos necesitamos unidas para fortalecernos y generar los cambios requeridos por la sociedad en la búsqueda de un mejor lugar para nosotras.