La Ciudad de las Mujeres

Por Layla Sánchez Kuri 

 

 

#SiTienesOvarios es una campaña para concientizar a la sociedad mexicana sobre el Cáncer de Ovario, encabezada por la periodista Mariana Escobedo, quien es sobreviviente de esta enfermedad.

 

De la cual se conoce menos que otro tipo de cánceres como el de mama, donde las mujeres están más informadas y eso ha llevado a bajar los índices de mortalidad.

 

El Cáncer de Ovario es menos conocido porque en comparación con el Cérvico Uterino y el de Mama, es menos frecuente, sin embargo, es mortal si no de diagnostica a tiempo y se inicia el tratamiento adecuado.

 

Es muy común que los primeros diagnósticos fallen porque los síntomas son muy parecidos a otros padecimientos, especialmente con la colitis.

 

La experiencia de Mariana lanza la alerta para hacer del conocimiento general que ni el papanicolau, ni la colposcopía son pruebas que detecten el Cáncer de Ovario. Por ello, una de las peticiones para la campaña nacional contra el cáncer de ovario es solicitar a las autoridades de salud del país, la inclusión del ultrasonido pélvico y la prueba de antígeno CA 125 en el carnet de salud de manera gratuita.

 

Algunos de los síntomas que hay que tomar en consideración son el dolor en el vientre, la inflamación, el estreñimiento, diarrea, náuseas y vómito, molestias intestinales como gases o calambres, fatiga, dolor durante el coito, sangrado vaginal y falta de apetito.

 

Aunque no se conocen a ciencia cierta las causas de origen del padecimiento, algunos factores que pueden hacer a una mujer propensa a padecer este tipo de cáncer son: tener parientes cercanos o de primera línea que hayan padecido cáncer, especialmente de mama o de testículo. Las mujeres que no han tenido partos o que no usan anticonceptivos corren mayor riesgo, así como quienes se han sometido a tratamientos de fertilidad. La edad puede ser otro factor, y aunque es más común entre mujeres mayores de, se puede presentar a una  menor edad.

 

En cuanto al tratamiento, la primera decisión médica es la extirpación de ovarios, trompas de Falopio, y de ser necesario útero y otras partes de la región pélvica a través de cirugía; después, comenzar un tratamiento de quimioterapia para reforzar el tratamiento y evitar o quemar otras celular cancerosas que puedan aparecer.

 

Si bien el ultrasonido transvaginal y la prueba de sangre CA 125 son los exámenes que detectan este tipo de cáncer, no se consideran pruebas estándares para su detección ya que en primeras etapas puede ser “invisible”, pero unas semanas y meses después puede aparecer a pesar de la revisión anterior, por eso la mayor parte de las pacientes que lo padecen son diagnosticadas en etapas más avanzadas.

 

Como las pruebas ginecológicas no lo detectan, es conveniente que si alguien sospecha sobre su estado de salud, acuda a oncología, es ahí donde se elaboran los exámenes pertinentes.

 

El cáncer de ovario es el quinto cáncer ginecológico que registra más muertes en el mundo; la información y la concientización sobre nuestro cuerpo es vital para atacarlo, y en México se sabe poco de él.