Cada 31 de agosto, miles de animalitos como perros, gatos, pericos, entre otras especies, son llevados al Templo de Nuestra Señora de las Mercedes, en Oaxaca, para que sean bendecidos en el atrio de dicha iglesia por un sacerdote.

En esa fecha se conmemora el día de San Ramón Nonato, quien para los fieles creyentes, es el santo patrón de los partos, matronas, niños, embarazadas y personas acusadas falsamente. Es una costumbre que los fieles acudan al templo para que sus mascotas sean bendecidas, ya que la la creencia se basa en que San Ramón es protector de los animales, y al bendecirlos en este día, ellos gozarán de su cuidado o los ayudará a que se recuperen de alguna enfermedad.

 

“Dicen que es el patrón de los animalitos y es para que tengan salud,y duren años“, dijo un habitante de la ciudad de Oaxaca

 

Al ritual de la bendición también acuden personas con mascotas mas extravagantes como tarántulas, gallos de pelea, gansos y peces. 

 

Esta singular tradición se remonta a comienzos del siglo XX, cuando habitantes de la ciudad llevaban a sus animales de carga y de corral para que el sacerdote los bendijera en nombre del santo.

El templo de Nuestra Señora de las Mercedes o Templo de la Merced, es el único en Oaxaca que venera la imagen de San Ramón Nonato. Fue declarado monumento histórico de Oaxaca en 1933.

 

Nonato, significa “no nacido”, es decir que el individuo nació por cesárea tras el fallecimiento de su madre.