El desabasto de gasolina ha sido el tema de cada día, durante la última semana, en boca de los ciudadanos. Algunos aplauden la estrategia y la consideran como una buena medida para combatir la corrupción que impera dentro de Pemex, pese a las molestias que esto significa. Otros más han manifestado su enojó y molestia, por las acciones tomadas y consideran que la estrategia no ha sido la correcta e incluso responsabilizan a ciertas autoridades del gobierno federal y han realizado marchas, para exigir que se normalice el abasto de combustibles.

 

Pese a eso 56.7 % de los ciudadanos apoya la estrategia del presidente Andrés Manuel López Obrador contra el huachicoleo y solo un 36% la desaprueba. Esta de acuerdo a una encuesta realizada por Mitofsky , para el diario El Economista, entre el 9 y el 11 de enero de 2019 a mil mexicanos mayores de 18 años.

 

El ejercicio también arrojó que 82% está enterado de la situación de desabasto y 47% dice que ha tenido problemas en su ciudad frente a un 49.9 % que lo niega.

 

Al preguntarles sobre que tanto han sido afectados por el problema de falta de combustibles, un 51.2% dijo que nada frente a un 27.1% que se dijo muy afectado de esos 13% votó por AMLO y 48% no lo hizo.

 

Un 70.4% afirma que el gobierno ha explicado lo que sucede y 26% considera que no ha sido suficiente la forma de comunicar el problema. A un 55.9% le convenció la explicación, 43% afirma que no le convence.

 

La mitad de los encuestados afirma que se debe apoyar al presidente con estas acciones para atacar el robo de hidrocarburos, aunque tengan que esperar largas filas, de esos 95% votó por el tabasqueño y 8.9% no. Mientras que 40% exige que se regularice el abasto y se tomen otras medidas para combatir el robo de combustible.

 

En relación al tiempo para que la situación se normalice, un 64.6% de los ciudadanos considera que el problema se solucionara en más de una semana y 16% dice que puede resolverse en una semana.