Crónicas de la Ciudad

Por Alex Vega

Finalmente los grupos de Morena en el Congreso de la Ciudad de México llegaron a un acuerdo y eligieron a Ricardo Ruiz como su coordinador parlamentario en el recinto de Donceles, en sustitución de Ernestina Godoy a quien le espera un cargo importante en la administración de Claudia Sheinbaum.

 

En una nueva encerrona celebrada en el hotel Four Points, de la colonia Roma, los diputados de Morena decidieron además que Valentina Batres Guadarrama y José Luis Rodríguez Díaz de León sean vicecoordinadores del grupo.

 

En el primer intento por decidir quién ocuparía la conducción del grupo parlamentario, José Luis Rodríguez Díaz de León se impuso a Ricardo Ruiz en una votación que días después desacreditaron los propios participantes. Nadie habló de las decisiones que asumieron y que, luego de una fuerte llamada de atención, olvidaron.

 

El proceso de elección del coordinador de Morena en el Congreso de la Ciudad fue un grotesco espectáculo que exhibió una vez más los malos hábitos del grupo mayoritario en Donceles, donde hubo golpes bajos, denuncias y confrontaciones, como la protagonizada por la diputada Marisela Zuñiga y su compañero de bancada Miguel Ángel Macedo, por el intento de soborno para favorecer las fallidas aspiraciones de Rodríguez Díaz de León.

 

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena desechó la denuncia y su titular, Héctor Díaz Polanco, informó que la queja “no cumplió los requisitos”, pero nunca aclaró cuáles fueron las omisiones.

 

Las pruebas de la diputada Marisela Zuñiga revelaron que días antes de ese proceso de elección del coordinador de los diputados de Morena en el Congreso local, el diputado Miguel Ángel Macedo la llamó para ofrecerle medio millón de pesos a cambio de apoyar a José Luis Rodríguez. El dinero, según la versión documentada en la denuncia, estaba en una bolsa de papel de estraza, en fajos de billetes de 500 pesos.

 

La elección del coordinador de Morena en Donceles fue una lucha intestina de personajes como Alejandro Encinas y Ricardo Monreal por el poder que representa esa posición en la Ciudad de México. Eduardo Santillán, quien acompañó a Ernestina Godoy en la vicecoordinación de ese grupo parlamentario, fue el gran perdedor de esta disputa que recordó las viejas formas de hacer política del partido tricolor.

 

Concluido ese episodio, Ernestina Godoy dejó su curul a su suplente Martha Soledad Ávila Ventuda. La excoordinadora de Morena recibió muestras de apoyo de sus excompañeros de todas las fracciones que exaltaron sus capacidades para construir acuerdos y consensos, y le desearon el mayor de los éxitos en su próxima nueva responsabilidad en la administración de la nueva jefa de Gobierno de la ciudad, que especulan será la Procuraduría General de Justicia local.