Inseguridad, economía, austeridad, estos y otros tantos temas fueron tocados en el primer informe de gobierno de Claudia Sheinbaum, celebrado el 17 de septiembre en el Congreso de la Ciudad de México.

En economía, la jefa de gobierno celebró el aumento a la inversión pública en 32 por ciento, y que creció el presupuesto aprobado para la Ciudad de México en un 3.2%, lo cual significaría un incremento al presupuesto de 5.5% para las alcaldías y un aumento salarial del 9% a policías.

Toda esta inversión se vio reflejada en educación con las Futuras Prepas que se crearán en Tlalpan y Álvaro Obregón, la construcción de 60 centros PILARES, la creación de la Olimpiada Comunitaria, la creación de becas deportivas y la reconstrucción de los 17 mil inmuebles dañados en el sismo del 2017.

En materia de seguridad habló sobre cómo se cancelaron escoltas a exfuncionarios y se reincorporaron a los policías, lo cual fue una de las varias acciones tomadas para aumentar el número de efectivos, de 18 mil uniformados a 22 mil.

Pero no todo fue alegría y risas, antes de dar el informe, todas las bancadas de los partidos políticos dieron su opinión del gobierno; el PRI dijo que en materias de movilidad y medio ambiente las cosas están mal y que el gobierno de la capital del país tuvo el peor arranque de año en economía.

 

Mientras tanto, el PAN dijo que siempre diría la verdad, sin importar “si les gusta o no” y destacó que había aumentado la inseguridad y hasta pidieron una alerta de género.

Los otros partidos tomaron posiciones más positivas; el PES pidió que no olvidaran porque la gente los eligió y que apenas era el comienzo; el Partido Verde reconoció la apertura que ha mantenido Sheinbaum; el PT celebró una mejora de 30% en abastecimiento de medicamentos, y claro, Morena presumió que en nueve meses habían hecho más que los gobiernos pasados.

 

El PRD se limitó a asegurar que si se fortalecen los policías con mejores equipos de trabajo y salarios, el problema de la inseguridad se resolverá.

Pero a pesar de tantos comentarios tan positivos, Sheinbaum siempre reconoció que apenas comenzaba la verdadera transformación para cumplir con todos los compromisos que se hicieron, sólo nos queda ver si logrará traer la Cuarta Transformación o si la ciudad se seguirá ahogando en los mismos problemas que ha tenido a lo largo de los últimos 20 años mientras el problema sigue, la molestia crece y el tema… pues así es