El gobierno de la Ciudad de México, presentó al  congreso local la Ley de Cumplimiento Responsable y la Ley de Verificación Mercantil Voluntaria con las cuales se prevé a través de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), conformar el padrón de  establecimientos de bajo impacto como escuelas, talleres mecánicos, tiendas de abarrotes, panaderías, lavanderías, tintorerías, salones de belleza y pulquerías.

De acuerdo con el diario Excelsior, el registró iniciará a partir de 2020 y para 2021 todos aquellos negocios que se dieron de alta, no serán sometidos a verificaciones rigurosas, sino, cada seis meses. El tres porciento de los  negocios serán visitados por personal del Instituto de Verificación Administrativa (INVEA), quienes corroborarán que cumplan con los lineamientos establecidos por  la ley.

“Aquí lo que estamos haciendo es generar un esquema de autoregulación, así lo llaman los que se dedican a las cuestiones de normatividad, que quiere decir eso, que yo le digo a la autoridad que estoy dispuesto a cumplir todas las normas que están establecidas, en las leyes, reglamentos y normatividades, y la autoridad le cree al establecimiento mercantil y para poder saber sí están en regla o no están en regla, pues se hace una verificación al azar, entonces de todos los que están escritos, al azar se elige el 3% y se hacen las verificaciones, en caso de que no estén cumpliendo, habrá las sanciones correspondientes, en caso de que cumplan, seguirán operando”, informó  Sheinbaum.

En ese sentido, una vez que el Congreso de la Ciudad de México avale la Ley de Responsabilidad Social Mercantil sea avalada, la ADIP tendrá un plazo de 45 días para poner en marcha la Plataforma Digital en la cual los propietarios de establecimientos podrán registrarse el próximo año.

De igual forma, el gobierno capitalino presentó la iniciativa de Ley de Mejora Regulatoria de la Ciudad de México, con la cual buscan otorgar a los particulares,  herramientas para la simplificación de trámites y servicios.