El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de “farsantes, simuladores, arribistas, politiqueros corruptos” a los  legisladores de oposición PAN, PRD, PRI y MC,  por acudir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación a interponer una demanda contra las reformas que califican a las facturas falsas y empresas fantasmas como un delito igual al crimen organizado.

Están en todo su derecho (…) Da hasta pena ajena, defendiendo a defraudadores. Eso de las facturas falsas empezó hace unos años y proliferó en el país y todas estas cosas fueron protegidas, es decir, había respaldo político. 

 

Pero llegar al extremo de que los legisladores se opongan a que se castigue a defraudadores muestra que tienen problemas esos partidos, tienen una profunda descomposición al interior, no es la moral la que los guía, pero tienen su derecho a manifestarse y acudir a cualquier instancia. Nosotros vamos a defender que no haya facturas falsas, que no haya defraudación”, opinó AMLO.

 

El mandatario federal aseguró que las personas que no paga impuestos son unos corruptos y que “debería darles vergüenza, que utilizan documentos falsos para no contribuir, no ayudar”, así mismo arremetió en contra de los partidos opositores: “se creen muy vivillos, son muy influyentes, tiene muchas agarraderas. Se acabó eso, es una vergüenza que un partido esté defendiendo eso”.

 

Así se la pasaron en el periodo neoliberal, votando para reformar leyes, la constitución y permitir el saqueo de México. Y todavía se atreven a nombrarse representantes populares”.