eLa Secretaría de Hacienda y Crédito Público, aquella que hasta ahorita había llegado a titulares por el nulo crecimiento que logro del cero por ciento y la cara de miedo que tuvo su actual titular, Arturo Herrera al recibir el puesto, volvió a dar de que hablar en los titulares al presentar su Paquete Económico para el 2020.

Éste es el conjunto de consideraciones económicas y fiscales para el siguiente ejercicio fiscal que el Poder Ejecutivo pone a disposición del Poder Legislativo para su discusión y eventual aprobación.

El paquete según expertos se muestra muy equilibrado, no hay sobre saltos ni elementos que pongan nerviosos a los mercados, con metas realistas, como lo es el esperar un superávit del 0.7 por ciento, una meta mucho más baja que el año pasado.

Otra cosa bastante buena que propuso, fue la creación de un “consejo asesor” independiente, esta propuesta se había rechazado en gobiernos anteriores, pero hay que reconocer las ventajas de este que expuso Hacienda como:

“La introducción de un consejo asesor independiente permitirá consolidar la implementación de una política fiscal responsable; evitar los efectos negativos o colaterales de las decisiones políticas sobre la sostenibilidad fiscal; aumentar la transparencia, la coordinación y la rendición de cuentas; y facilitar la comprensión del contribuyente sobre las decisiones de política fiscal y sus efectos a corto, mediano y largo plazo”.

 

Lástima el paquete, al igual que cualquier política pública, no es perfecto, aunque todos los analistas reconocen que tiene metas muy “realistas”, la realidad es que aún así son metas muy optimistas comparadas con proyecciones de analistas privados; el mejor ejemplo, es como el paquete dice que la economía mexicana crecerá entre un 1.5 y un 2.5 por ciento, lo cual duplica las predicciones privadas de un crecimiento del 1.3 por ciento.

Y así la historia se repite; el crecimiento económico se desinflará, Hacienda se rehusará a hacer recortes a sus predicciones cuando ya todo el mundo lo hizo, habrá menor crecimiento y con él, menor recaudación.

Nos enfrentamos ante una economía desacelerada, y el gobierno ha dejado en claro que esto no es su prioridad y el Paquete Económico 2020, es un reflejo de ello, sólo nos queda esperar que las metas tan idealistas del gobierno se cumplan, ya que, si no, la economía empeorará mientras el problema sigue, la molestia crece y el tema… pues así.