No hay quien realmente haga algo por combatir la delincuencia en la CDMX

por | Ene 20, 2019 | Columnistas, Destacados

Estación Metro Chabacano, Línea 2. Fotografía: @chevuk_

Ámbito De lo Público

Por Raúl Macías

 

¿Será entonces que Claudia Sheinbaum no podrá con ese grave problema?

 

A poco de cumplirse 60 días al frente del gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum sigue con varios pendientes prometidos en campaña y uno de ellos, el más sentido es el combate al crimen organizado y la delincuencia común, lo que ha permitido el incremento de robos a bordo del transporte público, como son el Metro y Metrobús, donde al menos cinco bandas hacen de las suyas sin que se les detenga.

 

Habrá quienes digan que entre un mar de gente es imposible poder detectarlos, pero la realidad es otra: la posible relación entre delincuentes y uniformados, porque se conocen las estaciones de ambos medios de transporte en donde diariamente se registran el mayor número de robos de aparatos celulares, así como de carteras, en donde participan grupos de mujeres.

 

No es creíble que pasen desapercibidos grupos de entre cinco y diez sujetos que se avientan cuando llega el convoy a las estaciones, incluso en algunos casos los elementos de “seguridad” en el Metro y Metrobús, saludan de mano a los líderes de esas bandas de asaltantes; o ¿será que solamente estas acciones de camaradería son vistas por los usuarios? Mientras que las autoridades se hacen de la vista gorda.

 

Sería interesante poder conocer a qué altos funcionarios del Metro o del Metrobús se les beneficia, quizá con la entrega de dinero a cambio de permitirles actuar a los delincuentes con total impunidad.

 

Pero eso no es exclusivo de los medios de transporte públicos, sino que en las calles se han vuelto más agresivos los asaltantes, que lo hacen utilizando armas de fuego y sin temor alguno las accionan en contra de inocentes ciudadanos que tuvieron la mala suerte de cruzarse en sus caminos, mientras que las patrullas “brillan por su ausencia”, sobre todo en los puntos de alto riesgo.

 

Claudia Sheimbaun se comprometió en campaña a combatir ese flagelo, pero a casi 60 días de gobierno no se han dado avances. Pues decían que contaban con la vara mágica para lograrlo, pero ya vemos que no es así y los capitalinos deben buscar la forma en proteger sus bienes y su persona, porque la delincuencia sigue al acecho y más violenta que nunca, porque se siguen reclutando a menores de edad en los grupos criminales, lo que les permite estar poco tiempo en prisión si llegan a ser detenidos.

 

En tanto, sus compañeros de Morena quienes fueron elegidos como diputados locales, ellos prefieren gastar su tiempo en ver qué grupo es más fuerte que el otro, por lo que dentro del recinto de Allende y Donceles, no hay visos de que se hagan leyes que ayuden a proteger a los capitalinos, de los cuales, muchos de ellos votaron por ese partido político, en donde quieren formar corrientes, aunque los corrientes son ellos.