La selección mexicana de futbol perdió 2 a 1 este domingo la final del mundial  Sub 17 ante Brasil.

A unos minutos de concluir el encuentro, el arbitro marcó un polémico penalti que le daría a la verde-amarela el empate ante la selección azteca y lo que sería el preámbulo del triunfo de la “canarinha”.

Fue al minuto 84 por una supuesta falta  cometida por el defensa Alejandro Gómez  y tras una revisión en el VAR que el réferi marcaría el máximo castigo contra el Tri, y el cual momentos después sería concretado por Kaio Jorge.

Sin duda la decisión del arbitro nos hizo recordar y sentir de nuevo la impotencia del famoso #NoEraPenal, del Mundial 2014 en el partido disputado contra Holanda, también en Brasil.

Al igual que en aquel encuentro, la selección azteca llevaría la ventaja sobre su rival, sin embargo, minutos antes de concluir la competencia, el Tri, fue remontado.