Las Tres Espectaculares del Momento 

Por Julio Hernández 

¡Señoras y señores damas y caballeros, aficionados y aficionadas, respetable público  sean bienvenidos, bienvenidas! ¡esta es la información del mundo de las llaves y contra llaves!

 

Si a un masculino le cuesta trabajo incursionar en el mundo de los “costalazos”, imaginen lo que le puede costar a una dama, muestra de ello es Princesa Blanca, exluchadora del Consejo Mundial, quien tuvo que sobreponerse a la adversidad para llegar a ser una de las grandes estrellas femeniles de la lucha libre.

 

Desde los 17 años le surgió la idea de ser luchadora, cuando veía una pelea entre mujeres y desde ahí le quedó una espinita de subirse al ring, “desde ahí me hice la idea y quise pisar un gimnasio de lucha libre para finalmente ser una gran luchadora como siento que hasta este momento lo he sido”.

 

Al estar en el gimnasio, ¿sentiste algún temor al ver mujeres que se golpeaban?

 

Claro que si yo era una niña muy tranquila, muy dulce y al sentir por primera vez un “costalazo”, sentí que no era lo mío pero la motivación de los compañeros en ese momento me impulsó porque dijeron que tenía: la altura, el cuerpo, la actitud. De ahí creció el gusto y las ganas, pese a que es un deporte muy rudo.

 

¿Te llegaste a arrepentir después de un entrenamiento?

 

Si me arrepentía de repente porque había algunos ejercicios que para mí eran muy difíciles como saltar cuerdas, en cuestión de ras de lona o suplex cosas así me hacían de repente dar un paso hacia atrás pero al reflexionar en mi casa toda lastimada decía esto es un reto me gusta y le voy a echar ganas voy a dejar atrás el que me duele aquí me duele allá entonces de ahí partió el hambre de querer aprender lo que realmente me gustaba porque estaba dentro de mí.

 

¿Cómo es Princesa Blanca fuera de la lucha libre?

 

Saliendo de trabajar me dedico a llegar a casa preparar cena si no es muy tarde estar con mi esposo una persona normal , una vida normal, de repente nos cae el veinte porque mi esposo también es luchador de repente nos ha tocado trabajar en las mismas arenas el mismo día entonces tenemos que ponernos de acuerdo y decir bueno de aquí terminando vamos a cenar entonces de repente nos ponemos a platicar y decimos oye que de repente nos estamos golpeando en un ring con la gente los aplausos luces sonido y todo y de repente llegas a casa y como si nada.

Pero lo más bonito es que cuando llegas a tu casa después de haber explotado la bomba; llegas y ya no quieres saber nada de lucha porque dentro de tu ser dices ya llego la calma, los nervios ya acabaron, todo se tranquilizó, ya estoy en mi casa vamos a ver una buena película vamos a desestresarnos como cualquier gente.

 

¿Cuál mensaje le darías a los aficionados y aficionadas?

 

Como siempre darles las gracias por el apoyo y decirles que nunca es tarde para lograr algo en la vida que siempre luchen por los deseos, pero que luchen para llegar al final con la frente en alto en lo que quieran y gracias al estar conmigo.

 

¡Lamentablemente!… este escrito llega a su fin, se despide su amigo Julio Hernández, les recuerdo que pueden encontrar más información en nuestras redes sociales: @EntreComillasM y @espectacularoff, nos encontramos la próxima con más de la emoción de la lucha libre en Las Tres Espectaculares del Momento.