Desde la butaca

Por Santiago Lobato 

Fundada por decreto presidencial de José López Portillo e influenciado por los actores Héctor Azar y José Solé el 20 de julio de 1977, se creó la Compañía Nacional de Teatro, con el objetivo primordial de promover el teatro en México, en el 2003 la compañía tuvo su primer director artístico a cargo, el director escénico José Caballero.

 

El puesto lo tomaría Luis de Tavira cinco años después y en el 2016 el lo ocupó Enrique Singer, la Compañía tiene más de 40 años de existencia y ha montado teatro de todo tipo desde textos clásicos hasta contemporáneos y su plantilla se extiende hasta cuarenta empleados, quienes en su mayoría son actores, otros son bailarines, músicos, dramaturgos, escenógrafos, vestuaristas o maquillistas.

 

Suena fantástico, pero en la actualidad muchas personas desconocen la existencia de dicha Compañía y pocas veces encontramos publicidad de las obras que producen, claro comparada con la publicidad que medios privados tienen todos los días en la radio, televisión y redes sociales.

 

¿Pero qué pasa? ¿Falta presupuesto en la Compañía Nacional?

El monto anual asignado otorgado a la Compañía Nacional de Teatro al año es de 18 millones de pesos, provenientes del presupuesto gubernamental y de instituciones privadas, pareciera suficiente dinero para pagar la plantilla laboral del CNT y hacer una campaña de publicidad digna de llegar a todas las masas, pero en 40 años no ha sido así.

 

Esperemos que en los próximos años la Compañía pueda posicionarse y sea una buena opción de entretenimiento cultural para todo mexicano, porque el trabajo de la Compañía Nacional de Teatro es de excelente calidad a un precio igual o menor que un boleto de cine.