Crónicas de la Ciudad

Por Alex Vega

 

 

Inmersos en una vorágine informativa, promovida desde muy temprana hora en las mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador, las buenas noticias se pierden entre las confrontaciones que el jefe del Ejecutivo emprende contra quienes critican su desempeño o se atreven a exhibir imprecisiones.

 

Ejemplo de esa conducta beligerante del tabasqueño fueron sus afirmaciones en el sentido de que en la actualidad existen más oportunidades de empleo para los jóvenes, aunque no se contabilicen por el IMSS y el INEGI.

 

Y es que el INEGI reveló que la tasa de desempleo en México, durante el primer trimestre del año, fue de 3.5 por ciento, lo que significa el mayor registro desde el primer trimestre del 2017, cuando se reportó la misma tasa.

 

El INEGI precisó que en el primer trimestre un millón 886 mil 205 mexicanos están desempleados, cuando en el mismo periodo del año pasado hubo un millón 713 mil 857 de desocupados; es decir que 172 mil 348 connacionales se sumaron a las filas del desempleo.

 

En contraparte el mandatario reviró que su gobierno ha logrado colocar en el mercado laboral a 500 mil jóvenes a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, y que cada uno recibe un salario de tres mil 600 pesos mensuales.

 

Y efectivamente, es esa una de las buenas noticias de las que nos ocupamos en esta entrega: la aplicación del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, promovido por la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, y que tiene como propósito integrar a jóvenes en actividades de capacitación en el trabajo y dotarlos de herramientas para una vida mejor, así como alejarlos del desempleo y de conductas antisociales.

 

La ambiciosa meta de la joven funcionaria se ubica en incorporar a actividades productivas a un millón de jóvenes de 18 a 29 años de edad. Y aunque las malas prácticas de empresas se registran en toda la república –como pedir una parte de la beca a los jóvenes participantes-, el programa ha generado oportunidades tangibles y aumenta significativamente el número de quienes se inscriben a esta oportunidad que brinda el gobierno federal.

 

En este sentido, Luisa María Alcalde informó que a la fecha 501 mil 559 jóvenes aprendices están en capacitación (58 por ciento son mujeres) en 75 mil 507 centros de trabajo -empresas grandes y pequeñas-, de los cuales 378 mil 650 ya reciben la beca de manera mensual.

 

La funcionaria subrayó que luego de cuatro meses de su entrada en operación, rebasan ya el 50 por ciento de su estimación, que para este año es de un millón de jóvenes aprendices, ya que diariamente se incorporan 10 mil 190 jóvenes en todo el país.

 

Buenas noticias que a pesar de la bruma que nos asfixia, ofrecen a los jóvenes alternativas reales para su desarrollo.