Por Lérida Gutiérrez y Jair Espinosa Magaña 

Desde su nacimiento, el Internet ha ofrecido una serie de comodidades y beneficios para un sin fin de usuarios al rededor del mundo, ya sean difíciles tareas de investigación hasta ordenar víveres básicos del hogar, los cuales inclusive pueden ser llevados hasta las puertas de cada cliente, sin embargo, con todos los beneficios, los riesgos también incrementaron, entre ellos, se encuentran  los famosos “retos virales“, los cuales tienen el objetivo de adquirir likes, seguidores, o hasta la aceptación de cierta comunidad, lo cual francamente, de nada sirve pues no hay un verdadero beneficio, al menos que ese sea la motivación del reto, como lo hizo hace años el Ice Bucket Challenge, mismo que con el paso de los días perdió el verdadero sentido.
De acuerdo con el sociólogo de las Emociones y profesor de Humanidades de la UOC, Francesc Núñez el triunfo de los “retos virales”, en las nuevas generaciones se debe en parte a la “búsqueda de aceptación” y también por el “plus de emociones, o actividades que rompen la cotidianidad”, las cuales generan cierto grado de reconocimiento entre el círculo social de los protagonistas.
Durante los últimos años han surgido una gran variedad de desafíos, algunos son inofensivos, otros buscan  ayudar con buenas causas a través de la beneficencia, tal es el caso del Ice Bucket Challenge, el cual consistía en vaciarse una cubeta llena de agua con hielos y donar dinero a la Asociación ALS, encargada de investigar la esclerosis múltiple.
Sin embargo, la rapidez con la que los videos se convierten en virales y la inmediatez con la que internet trabaja, pareciera que obliga a que quienes practican los desafíos, busquen emociones más fuertes las cuales queden plasmadas en video.
Tal es el caso de retos como: el Cinnamon challenge (reto de la canela), el cual consistía en tragarse una cucharada de canela en polvo en el menor tiempo posible y sin beber agua.
Entre algunos otros está el Kylie Jenner Challenge, éste consiste en succionar tus labios con un vaso para emular los labios de la socialité, la piel rasgada y los moretones son algunas de las repercusiones; El Reto del Pimiento Fantasma desafía a los más intrépidos a comer uno de los chiles más picantes del mundo, entre las consecuencias está el vómito y la sudoración intensa.
Como éste, existen muchos otros los cuales ponen en riesgo la salud, la integridad y en los casos más extremos, la vida de quienes los llevan acabo, como aquel que se llamó El Reto de la Inhalación, el cual consiste inhalar objetos como cuerdas y globos para sacarlos por la boca, sin embargo, el condón se convirtió en el elemento predilecto; Surfear en Automóviles en movimiento y los más recientes.
El Desmayo, también conocido como el juego de la muerte y el Broken Skull Challenge o el rompe cráneos. Los dos últimos han tomado gran popularidad entre los jóvenes mexicanos, quienes replican estas actividades para grabarlas y subirlas a redes sociales. El primero consiste en presionar el pecho para que la persona aprisionada pierda la respiración poco a poco y como su nombre lo dice, se desmaye; el segundo, tres personas saltan, primero los jóvenes a los extremos y después el de en medio, pero al momento de hacerlo los otros dos lo patean en los pies para que pierda el equilibrio y caiga, cuando lo hace el craneo golpea con el piso, lo cual puede provocar desde un desmayo hasta la muerte.
De cuerdo con autoridades al rededor de todo el mundo, los más afectados por estos “retos“, es el público más joven, de entre 7 y 15 años de edad, por lo que es necesario generar conciencia no sólo en los adolescentes, también en la comunidad de manera general, por los riesgoso que implican al participar en algunos de estos “tontos” retos.
Sin duda alguna, el Internet es una herramienta de gran utilidad y la cual se ha vuelto indispensables incluso para realizar actividades cotidianas como trabajar y comunicarnos, sin embargo,  y como todo, pierde su encanto cuando se le da el uso indebido. Es necesario que como padres de familia estemos al pendiente de lo que niños y jóvenes ven y comparten en redes sociales, así como su forma de interactuar en su círculo de amigos.
Fuentes externas:
https://www.google.com/amp/s/www.radioformula.com.mx/noticias/20200211/surge-nuevo-reto-viral-de-tik-tok-ahora-se-trata-de-romper-bocas-video/amp/
https://www.uoc.edu/portal/es/news/actualitat/2017/142-retos-virales.html,