• Aportaciones para fortalecer la ciencia, tecnología e innovación en los estados

 

Establecer un nuevo modelo de coordinación fiscal a partir de la creación de un Fondo de Aportaciones para Fortalecer la Ciencia, Tecnología e Innovación en los estados, propuso la diputada María Marivel Solís Barrera, en una iniciativa con proyecto de decreto para adicionar una fracción IX al artículo 25; así como los artículos 47 Bis y 47 Ter; derogar la fracción VI del artículo 47; y reformar el primer párrafo del artículo 49, todos de la Ley de Coordinación Fiscal.

La legisladora de Morena argumentó que los gobiernos estatales podrán recibir recursos económicos de ese organismo, de acuerdo con las necesidades que determinen en la materia la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Señaló que a pesar de los esfuerzos por intensificar la inversión en ciencia y tecnología, nuestro país está aún muy bajo en comparación con los países desarrollados, incluso equiparado con algunos países latinoamericanos.

Más aún, dijo, el nivel de inversión por entidad federativa es insuficiente, lo que se relaciona con su grado de desarrollo económico y social, dando como resultado que los estados con menos desarrollo sean las que menos invierten en la materia.

Recordó que a principios de la década de los 80s, con la promulgación de la Ley de Coordinación Fiscal se sentaron las bases de un esquema de coordinación para resolver el problema del reparto desigual de las participaciones, en función de dónde se generaba la recaudación y tomando un papel importante el grado de desarrollo regional.

Expuso que la última reforma a esa legislación, publicada el 30 de enero de 2018, se estableció la participación que corresponda a sus haciendas públicas en los ingresos federales, como fue fijar reglas de colaboración administrativa entre las diversas autoridades fiscales, constituir los organismos en materia de coordinación fiscal y sentar las bases para su organización y funcionamiento.

En la misma, agregó, se plasmaron Convenios de Coordinación Fiscal entre la Federación y las entidades federativas, celebrados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de los cuales se comprometieron a limitar sus potestades tributarias a favor de la Federación, a cambio de obtener una participación de los ingresos fiscales federales.

Actualmente, dijo, todos los estados han firmado ese tipo de Convenios, lo que le ha permitido a la Federación controlar alrededor del 80 por ciento de los ingresos fiscales totales generados en el país, siendo un indicador del grado de dependencia financiera de los estados y los municipios en relación con la Federación.

Refirió que la ley prevé la conformación de varios tipos de fondos participables, siendo los más importantes el Fondo General de Participaciones, compuesto por el 20 por ciento de la recaudación federal participable, y el Fondo de Fomento Municipal, integrado con una fracción de 1 por ciento de la recaudación federal participable, que corresponde a los municipios del país.

La propuesta fue turnada de manera directa, para estudio y dictamen, a la Comisión de Hacienda y Crédito Público, con opinión de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, de la Cámara de Diputados.