Habitantes de Cuautepec  se manifestaron este viernes por la mañana, pues  dicen estar en desacuerdo con la construcción de la Línea 1 del Cablebús, ya que nunca les explicaron realmente el proyecto o que perderían sus hogares.

Los vecinos afectados iniciarán una resistencia civil pacífica, pues aseguran que la consulta fue amañanada por el gobierno de Claudia Sheinbaum, ya que  la votación realizada a  mano alzada y efectuada el pasado miércoles, se realizó con gente afiliada al partido Morena, que no era de la colonia.

Una habitante de la Zona Escolar Oriente, Rosalba López dijo que nunca les hablaron realmente del proyecto ni de las afectaciones a la comunidad, esto tras ser notificados del desalojo el cual tienen que realizar en un plazo no mayor a tres meses.

 “La gente finca su patrimonio con mucho sacrificio para que nada más vengan y le digan que tiene tres meses para desocupar”, dijo Rosalba López.

Juan Téllez otro vecino afectado, informó que la votación fue hecha con una convocatoria firmada el domingo 8, sin embargo, ésta únicamente  fue impulsada a través de whatsapp el martes por la tarde, para realizarla al día siguiente, es decir el  miércoles 11, porque el jueves 12 colocarían la primera piedra.

Al parecer, la consulta se realizó en un día hábil, cuando la mayoría de la gente se encuentra en el trabajo, aun así  “nosotros éramos más que los que llevaron de Morena y del comisariado ejidal que se prestó a la trama; eso provocó que la representante del Consejo del Pueblo de Cuautepec, Jade Peña, en un momento dijera que no había condiciones para llevar a efecto la votación y se salió del gimnasio del deportivo Carmen Serdán, pero no dijo que habría un receso”.

 

“Simpatizantes de Morena ligados a la alcaldía llegaron a reventar la reunión, desmontaron el aparato de sonido, levantaron la mesa de presídium y dejaron el lugar sin nada. Jade Peña y los representantes del comisariado, Lorenzo Emilio Fuentes Parada, Ulises Flores Carrillo y Alicia Tinoco, entre otros, se fueron al espacio de las oficinas de la territorial 9 de la GAM, a unos pasos de allí donde se reunieron con Larisa Ortiz Quintero, Secretaria de Pueblos Indígenas del Gobierno de la Ciudad de México.

Tras hora y media, cuando ya la mayoría de la gente que está en contra de la construcción del Cablebús se había ido a sus labores, regresó la representante del Consejo del Pueblo y a mano alzada pidió que la gente sacara su credencial de elector, y así llevó a cabo la votación, sin verificar que fueran personas del pueblo de Cuautepec quienes votaron, como en efecto ocurrió”, informó Juan Téllez.

Debido a esto, los vecinos anunciaron que iniciarán una resistencia civil pacífica con la cual buscan  evitar la edificación, al aseverar que en Cuautepec tiene mayores necesidades que el transporte, entre  ellas:la inseguridad, obras de drenaje, alcantarillado y agua.