• El Poder Judicial debe continuar con su labor de sentencia justa en contra de quienes dañan a la Ciudad
  • Intimidación a jueces y magistrados, también reduce denuncia ciudadana

 

El secretario de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia en el Congreso local, Diego Garrido López, exigió hoy al presidente Andrés Manuel López Obrador, asignar escolta militar a los jueces y magistrados del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México que siguen casos delicados en términos de inseguridad y violencia.

Dijo que la fracción del PAN dará puntual acompañamiento a los métodos legales que realice el Tribunal local, para que sean una prioridad y ameriten una intervención a fondo, pero tratándose de seguridad pública, el Estado tiene el deber de garantizar la integridad de los jueces y personal de salas, al momento de integrar carpetas y hacer cumplir la ley, lejos de intimidaciones por grupos.

“Ejemplar el  ritmo de trabajo que el Poder Judicial de la Ciudad de México mantiene hasta el día de hoy, pero  el temor persiste en algunos juzgados o salas, debilitando también la cultura de la denuncia ciudadana”.

Por este motivo, insistió en que las unidades de seguridad de la federación contemplen el resguardo de quienes dictan determinaciones judiciales durante las audiencias en contra de criminales.

Garrido López refirió el atentado en contra del secretario de una Sala en el Reclusorio Norte, así como el lamentable asesinato de un juez en Colima, en fechas recientes.

Diego Garrido informó que el presidente Rafael Guerra, tiene en el Congreso local una mano aliada para coadyuvar en las necesidades de la Judicatura, siempre con la visión de evitar la impunidad en delitos de alto impacto con legislaciones fuertes y sólidas.