A más de mil metros de profundidad en las aguas del Golfo de México fue captado un tiburón “peinetas”, una especie tan antigua que incluso habitó el planeta  Tierra mucho antes que los dinosaurios  y  fue capaz de sobrevivir a la extinción masiva del Pérmico-Triásico.

Los hechos ocurrieron cerca del Cabo de Eleuthera en las Bahamas durante una expedición patrocinada por el Museo de Florida.

 

 

 

 

“Fue como ver un T. Rex en el agua. Este linaje ha estado en la Tierra cien veces más el tiempo que el Homo erectus” declaró Gavin Naylor, el experto que narró y filmo la grabación donde aparece un tiburón hembra que mide aproximadamente cinco metros.

 

El Hexanchus griseus o tiburón peinetas vive en profundidades de aproximadamente dos mil metros, condición que no les ayuda a evolucionar  desde sus ancestros,  los cuales vivieron en el periódico Jurásico hace 190 millones de años.

A diferencia de los tiburones actuales, este ejemplar cuenta con seis branquias en cada lado de la cabeza, tiene un cuerpo robusto, su cabeza es ancha y aplanada, con el rostro corto y redondeado. Los dientes de la mandíbula superior se encuentran en una fila, mientras que los de la mandíbula inferior están en 6 filas, con forma de peine.

Sus ojos son grandes, redondos, verdosos y fluorescentes. Su color es pardo grisáceo o verdoso, con vientre más pálido y aletas oscuras. De acuerdo con las investigaciones realizadas hasta ahora, su historia se remonta a un punto anterior a que los dinosaurios vivieran en la Tierra.