Luego de una apresurada consulta ciudadana, que convocó a pocos interesados por la falta de difusión, la Comisión de Reconstrucción del Congreso de la Ciudad de México concretó el dictamen de la Ley de Reconstrucción Integral de la Ciudad de México que fue presentado ante el pleno del recinto de Donceles, lugar en el que 62 legisladores aprobaron esta nueva ordenanza con 42 disposiciones normativas, que abroga la impulsada por el ex jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera que contenía 125 artículos.

 

La nueva ley establece la creación de un censo técnico y social, para conocer el número de viviendas dañadas y las personas damnificadas, así como la formación de los comités Científico Asesor, y de Grietas, para saber dónde se puede construir vivienda, a partir del desarrollo de estudios geológicos específicos.

 

Contempla asimismo garantizar el apoyo de renta hasta que se entreguen las viviendas de los damnificados, además especifica que los inmuebles construidos con recursos públicos no podrán enajenarse hasta después de cinco años.

 

La presidenta de la Comisión de Reconstrucción, Esperanza Villalobos, del grupo parlamentario de Morena, puntualizó que esta ley da más facultades al gobierno para recuperar y rehabilitar las viviendas afectadas por el terremoto, y dijo que “lo más importante es que está diseñada y planificada pensando siempre en lo mejor para los damnificados, sobre cómo atenderlos y cómo solucionar lo que necesitan”.

 

En su cuenta de Twitter, la diputada del PRI Sandra Vaca Cortes, integrante de la comisión, aseguró que ésta ley responde a una sensible exigencia ciudadana y reconoció el trabajo realizado por los legisladores del Congreso de la Ciudad.

 

La Ley de Reconstrucción Integral de la Ciudad de México que entró en vigor este sábado, luego de ser publicada en la Gaceta Oficial de Ciudad de México, indica en otro de sus apartados que debe designarse una empresa por zona afectada por el sismo del año pasado, la cual se encargará de coordinar todo lo relacionado con las tareas de reconstrucción y reparación de inmuebles.

 

También se contempla que la comisión nombrará a cinco subcomisionados honoríficos, que asistirán en las labores de atención y coordinación con los damnificados, así como la creación del Programa de Asistencia a deudos de Víctimas Mortales del Sismo, con el cual se prestará ayuda por medio de un fondo de apoyo económico, a los capitalinos que perdieron a algún familiar.

 

La rendición de cuentas y el uso correcto de los recursos será vigilado por un Comité de Transparencia, el cual conformarán representantes de instituciones educativas.