En la cancha

Por Ademir Enríquez

 

A lo largo de la historia, han existido jugadores quienes se consagraron como grandes leyendas para sus equipos y el mundo del balompié en general, rompieron todos los récords impuestos o mostraron una calidad futbolística descomunal.

 

En los últimos 10 años, hemos contado con dos de estas figuras míticas de nivel impresionante, habló claro, de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, pero en está ocasión me enfocaré en el astro argentino, también conocido como “La pulga”.

 

Nació en Rosario, Argentina el 24 de junio de 1987, empezó a jugar a la edad de 4 años de edad, en un club local a unas cuadras de su casa, aunque se podría decir que su carrera futbolística comenzó a los 7 años cuando comenzó las ligas inferiores de Newell’s Old Boys.

 

A los 11 años de edad, fue diagnosticado con una deficiencia en la hormona del crecimiento, se especula esta fue la razón para que el River Plate no lo fichara por el costo de su tratamiento.

 

Tras la negativa del River, en el año 2000, Messi viajó con su padre a Barcelona para buscar una oportunidad de probarse con el Club Catalán.

 

Poco tiempo le bastó a Lio para mostrar su valía, “vino a una prueba de 15 días y le sobraron 14”, fueron las palabras de Carles Rexach para referirse al nivel monstruoso que mostrado por el argentino, por eso le hizo un contrato improvisado en una servilleta para asegurarse de que no se escapara.

 

Aunque sus primeros años estuvieron llenos de lesiones y dificultades por su tratamiento hormonal, cada que el argentino aparecía mostraba su gran valía en el campo, fue en la temporada 2008-2009 cuando se libro de las lesiones en una campaña mítica para él y el Club que consiguió el primer triplete: Copa-Liga-Champions, del Futbol Español y en esta  temporada, ganó su primer Balón de Oro a la edad de 22 años.

 

El Balón de Oro lo repitió en tres ocasiones más, seguidas, así se convirtió en ese momento, en el único jugador en llegar a cuatro Balones de Oro, posteriormente ganó el quinto, así marcó un hito en el ámbito futbolístico.

 

Messi tiene un palmarés muy extenso, con el Barcelona ha conseguido 34 títulos y con argentina ganó un Mundial Sub-20 y un Oro Olímpico, también destaca un subcampeonato en el Mundial de Brasil 2014 y dos Subcampeonatos de Copa América.

 

Sin embargo lo más impresionante de Messi, son sus números individuales, ha roto cantidades y cantidades de récords, dentro de los más relevantes tenemos: más goles en una temporada con 73, más goles en un año futbolístico con 91, único jugador en la historia en ganar el Balón de Oro, el Fifa World Player, el trofeo Pichichi y la Bota de Oro en la temporada 2011-2012, ésta última la ha ganado en seis ocaciones.

 

Bueno, sin duda alguna la estrella argentina, ha hecho grandes cosas y gracias a ellas es considerado por muchos, el mejor jugador de los últimos 20 años (a opinión personal tomando en cuenta a su contraparte Luso CR7) y uno de los mejores de la historia, ahora ya con 32 años y aún algunos años de carrera por delante, los amantes del fútbol esperamos que Lionel nos siga sorprendiendo y deleitando con su gran fútbol.