Con el propósito de establecer mecanismos de coordinación que garanticen el pleno respeto a los derechos humanos de personas extranjeras que soliciten el reconocimiento de la condición de refugiadas, el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), firmaron un convenio de colaboración.

 

La firma del documento se dio entre los titulares de ambos organismos, Tonatiuh Guillén López, Comisionado del INM y Andrés Alfonso Ramírez Silva, Coordinador General de la COMAR, ante la presencia de los testigos de honor, Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación y el Subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas.

 

Con esto se busca proporcionar ayuda humanitaria, primeros auxilios, orientación e información sobre sus derechos a personas que se encuentren en calidad de refugiadas, con independencia de su nacionalidad o situación migratoria, durante su estancia en las Estaciones Migratorias o Estancias Provisionales o el seguimiento a sus procedimientos ante oficinas del INM, para garantizar el pleno respeto a sus derechos humanos.

 

Se contempla realizar distintas estrategias, entre las que destacan que el Instituto Nacional de Migración deberá proporcionar un espacio físico a la COMAR en dichas estaciones o estancias, para proteger y otorgar asistencia a las personas solicitantes de la condición de refugiado.

 

Además, se deberá colaborar en el traslado de solicitantes de la condición de refugiado en situación de vulnerabilidad que se encuentren sujetos a un procedimiento administrativo migratorio en trámite.

 

En este sentido, se establecieron como ejes estratégicos:

Garantizar la prerrogativa de los solicitantes de la condición de refugiado y refugiados para no tener contacto con sus autoridades consulares durante la tramitación de los procedimientos administrativos.

 

De igual forma, evaluar el traslado del solicitante de la condición de refugiado entre Delegaciones u Oficinas de Representación del INM, cuando resulte procedente en términos del artículo 23 de la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político.

 

También se realizará la notificación de actuaciones que en vía de coadyuvancia se realicen entre el INM y la COMAR. Se expresó que los mecanismos de coordinación tendrán una vigencia de un año, contado a partir de la fecha de su suscripción.

 

Sánchez Cordero dijo que se estableció un Comité de Seguimiento y Evaluación que sesionará mensualmente y que estará integrado por los titulares de la Dirección General de Protección al Migrante y Vinculación, así como de la Dirección General de Control y Verificación Migratoria del INM; los titulares de la Dirección de Protección y Retorno; de la Dirección de Atención y Vinculación Institucional de la COMAR.