¿De esa forma cuida el gobierno federal?

por | Jun 30, 2020 | Columnistas, Destacados

Imagen: Redes sociales

Por Raúl Macías

Ámbito de lo Público

  • El narco en la CDMX más presente que nunca
  • López Obrador conocía la intención de atacar a funcionarios de su gabinete y a García


 

El pasado viernes 26 de junio se registró el atentado en contra del titular de la SSC, Omar García Harfuch, revelando él mismo, que el ataque fue perpetrado por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), lo que al parecer fue confirmado por algunos de los 19 sujetos que fueron detenidos tras la agresión donde se utilizaron armas de grueso calibre.

Lo que me llamó la atención tras el ataque, es que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, afirmó que “todo esto (la agresión) tiene que ver si duda, con el trabajo que se está llevando a cabo para garantizar la paz y tranquilidad, tanto en la Ciudad de México como en el país”.

Añadiendo, que “ahora se tiene un centro de inteligencia, para prevenir y por eso se han podido evitar estos atentados” y que se ha podido actuar, y que en el caso de Omar García, “se sabia que había esta intención, y se advirtió al secretario de Seguridad Pública y por eso traía un vehículo más resistente para enfrente cualquier agresión”.

Sin embargo, esas palabras de López Obrador, lejos de tranquilizar a la población, la espantó más, porque, digo, aparte de que le dieron una camioneta con más grados de blindaje, necesario era aumentar el número de escoltas, y esto, además de dejar al descubierto lo que siempre se ha negado, que los narcos se están apoderando de todo el país.

Desde administraciones anteriores, los gobernantes negaban la presencia del narco en la CDMX, aseguraban siempre, que la capital del país era solamente utilizada para pernoctar o hacer sus “bisnes” lejos de sus territorios, pero desde siempre los “chilangos” ya sabían que células de grupos de narcotraficantes operaban en alcaldías importantes como Cuauhtémoc, Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Miguel Hidalgo.

Ahora, con el ataque a García Harfuch, se encienden los focos rojos en la CDMX, pues queda claro, que para incrementar el miedo entre la población, los capos de la droga cumplen con sus amenazas, pero desafortunadamente, quienes perderán dentro de esa batalla, serán los civiles, porque carecen de protección, más, porque hay policías, que lejos de cuidarlos, son quienes los golpean y extorsionan para evitar llevarlos a prisión por cualquier delito fabricado.

Esperemos que las cosas en la CDMX no se le salgan de control a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum y, cómo se teme, los ciudadanos sean los perdedores, esto, porque quedan en total indefensión, porque López Obrador sugiere que mejor abrazos en vez de balazos. Ojalá no sea la respuesta ante la exigencia de justicia por parte de los familiares de la mujer que perdió la vida el pasado viernes en el ataque al titular de la SSCCDMX.

Twitter: @rulmacias
e-mail: rmag66@yahoo.com.mx