El magistrado presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México,  Rafael Guerra Álvarez y la titular de la Procuraduría General de Justicia capitalina, Ernestina Godoy Ramos dieron el banderazo de salida al Plan de Interconexión Tecnológica de la Información que se efectuará entre ambas instituciones y el cual constituye la primera etapa a lo que se denominará “Juicio en Línea”, en materia penal.

En el evento celebrado en la sede del PJ-CDMX, el magistrado Guerra Álvarez, dio a conocer detalles del plan de interconexión.

“Lo importante de todo esto es que nos permitirá ir a los juicios en línea. Inicialmente, será con el Ministerio Público, con el Fiscal, posteriormente con los defensores, con el asesor jurídico y continuará con el juicio en línea totalmente en materia penal. Téngalo por seguro que nos será de base para juicios orales civiles y familiares” precisó.

En ese sentido, la titular de la PGJ-CDMX, Ernestina Godoy Ramos explicó que el “Juicio en Línea”, busca el uso de la tecnología para hacer más eficientes todos los servicios y el acceso a la justicia.

Además, informó que por el momento, el Plan de Interconexión ya opera en las fiscalías desconcentradas de Iztapalapa y Cuajimalpa y en las referentes a los delitos sexuales, narcomenudeo, así como en los Reclusorios Preventivos Sur y Oriente.

Ramos, refirió  que a través del Sistema de Interoperatividad de Actuaciones Procedimentales (SIAP), desde el 15 de agosto pasado, ya pueden solicitar audiencia, así como solicitudes de control de detención, de cateos, órdenes privadas y vinculaciones a proceso. Después de 24 horas de celebrarse una audiencia, ya pueden tener acceso al video de la misma, el número de carpeta judicial que le corresponde. Y todo, a través de un sistema de alta seguridad.

El magistrado destacó que la nueva visión sobre el uso de las tecnologías busca economizar y agilizar los procesos que faciliten a las partes conocer de forma inmediata el desarrollo de las audiencias y los procesos. “Y para ello, estamos decididos a aprovechar las tecnologías que mejoren el proceso deliberativo y administrativo”.

Por ello, refrendó ante la procuradora, su compromiso para lograr acuerdos que incidan en una comunicación eficaz, que permita hacer un frente común contra la actividad delictiva, así como garantizar el debido proceso que caracteriza a todo estado de Derecho.

“Nos hemos comprometido a humanizar la función judicial y abrir los cauces de la justicia para hacerla más cercana a la ciudadanía, y más adecuada a la tecnología de nuestro tiempo”, concluyó el magistrado presidente.